narco.news Logo

Presunta cuenta de Facebook operada por CJNG en Guanajuato

La cuenta desaparecida ha sido encontrada, proporcionando más evidencia de la utilización de los medios de comunicación social por el CJNG en Guanajuato.

Presunta cuenta de Facebook operada por CJNG en Guanajuato
Share article on LinkedIn Share article on Facebook Share article on Twitter

Read in English

Una página de Facebook que sospechaba que estaba asociada con el Cartel de Nueva Generación de Jalisco (CJNG) añadió dos nuevos posts el domingo. La página, creada por primera vez en octubre, había sido publicada el pasado 10 de noviembre. Ha hecho menos de una docena de posts, todos relacionados con el CJNG en Guanajuato. En un artículo que escribí a principios de diciembre sobre el asesinato selectivo de El Wualo, expuse mi opinión sobre las pruebas observadas que mostraban que los medios de comunicación social desempeñaban un papel en la difusión del narcomensaje dejado junto al cuerpo. Todavía había incógnitas que me hicieron sentir que el análisis era incompleto. Pero fue beneficioso porque nos permitió una base sobre la que construir cuando ocurrieran eventos futuros. Con los dos nuevos mensajes publicados el domingo, ahora tenemos más información que llena esas incógnitas. La página de Facebook es la que no pude encontrar cuando escribí el artículo en diciembre. Esta es la instancia más definitiva del grupo de crimen organizado usando medios sociales en Guanajuato que he observado hasta ahora.

Hay que decir que al hablar de CJNG en este artículo me refiero a ellos específicamente en Guanajuato y en ningún otro lugar.

Lo que se sabe hasta ahora

Antes de que hablemos de la otra cuenta y de lo que se publicó el domingo, quiero resumir y añadir algo de claridad a mi análisis de antes. La hipótesis descrita en el último artículo es que CJNG está usando cuentas de Facebook para difundir imágenes de sus crímenes, pero más importante aún, los narcomensajes que quedan. Se mencionaron las razones por las que podrían participar directamente en la difusión. Una de ellas es que si aquellos que tradicionalmente filtran imágenes de tales cosas a la prensa dejan de hacerlo. Esas personas son los primeros en responder: paramédicos, técnicos de la escena del crimen, investigadores o agentes de la ley. Eso podría motivar al propio grupo a crear y utilizar sus propias cuentas de medios sociales para difundir. Parte de lo desconocido era que la cuenta original que había descubierto en noviembre, ya no la podía encontrar. También había diferencias en la forma en que algunas de las fotos estaban marcadas. Todas presentaban letras cursivas pero en diferentes formas. El relato que pude encontrar, que publicaba fotos con letras cursivas no sólo hacía publicaciones como esa. Haciendo menos claro el nivel de asociación que la cuenta podría tener con el grupo. Con menos probabilidad de ser un miembro real del grupo, clasifiqué la cuenta como un intermediario. En eso, cuando el grupo de crimen organizado cometía delitos, hacía que alguien con una presencia establecida en los medios sociales la distribuyera por ellos. Estos intermediarios son con menos frecuencia cuentas conocidas de medios sociales que comparten ese material. Pero cuentas con un enfoque muy regional y que presumiblemente los miembros del grupo conocen personalmente. La suposición aquí es que no están cooptando a personas al azar en Internet como intermediarios sino a aquellos que conocen personalmente.

Para hablar en términos más directos, el intermediario no es un miembro del grupo de delincuencia organizada. En un sentido general, ciertamente están asociados. Pero el punto que quiero transmitir es que no es un trabajo a tiempo completo, ni siquiera cercano. El intermediario no dirige su cuenta de medios sociales sólo para la distribución de contenidos que les envía el grupo de crimen organizado. Estas cuentas rara vez tienen seguidores masivos pero tienen suficientes. Los mensajes también se comparten con grupos públicos y privados donde se produce la mayor parte de la circulación. Una cuenta puede elegir qué posts compartir con los grupos, y el hecho de que compartan sus posts, no significa que todos sus posts estén abiertos a cualquiera en el grupo. La cuenta también puede no ser la que compartió el puesto al grupo, otros pueden compartir los puestos de otra cuenta en el grupo. Piense en compartir una publicación en un grupo de Facebook como un tweet de citas en Twitter. En ese caso, el tweet de citas tendrá muchos gustos y re-tweets, pero el tweet original no.

Explico todo esto para mostrar cómo la cuenta del intermediario no necesita un gran seguimiento para que sus publicaciones encuentren una distribución significativa. También, para hacer más específico el tipo de cuenta que estoy describiendo, no son cuentas que todos conocemos y seguimos, que típicamente se sabe que distribuyen este tipo de contenido. Son más pequeñas, enfocadas regionalmente, que existen sólo en Facebook. Tienden a ser identidades aleatorias o medios de prensa falsos. Pero no están enfocadas solamente en notas rojas. Publicarán y compartirán una variedad de temas de noticias.

Siendo que la asociación con el grupo en una relación intermediaria es menos definida. Fue difícil concluir si era el intermediario quien marcaba las fotos con las letras cursivas o alguien más.

El Guanajuatense regresa

Una parte significativa de la información que faltaba en el análisis anterior era que no pude encontrar el relato que había observado originalmente colocando fotos marcadas con letras cursivas. Bueno, el domingo lo encontré, y se encontró con mi radar en Facebook porque hizo dos nuevas publicaciones que fueron compartidas en grupos de los que soy parte. La primera fue lo que tradicionalmente han publicado en el pasado, es decir, fotografías de los narcomensajes que quedan. La otra es algo que nunca han publicado antes. Un video perturbador que muestra a dos hombres con otro hombre entre ellos. El hombre que está en medio tiene una venda blanca sobre sus ojos con las cuatro letras escritas, CJNG. En la parte inferior del video hay dos emoticonos de cráneo junto con las palabras Grupo Elite.

Hay diferencias entre este relato y el que se habló antes de que etiquetara a un intermediario. Esta cuenta no creo que sea un intermediario. Creo que esta cuenta está siendo manejada por miembros del grupo directamente, con el único propósito de distribuir este tipo de material. Hay diferencias notables en la forma de operar de esta cuenta. Lo más importante es que todos los mensajes muestran sólo incidentes relacionados con el CJNG. En total sólo hay nueve posts, el primero ocurrió el 6 de octubre. Ese post presenta la atroz imagen del artículo mencionado anteriormente. Hablé en ese artículo de cómo ese nivel de depravación performativa es menos frecuente de lo que típicamente se piensa. También es relevante mencionar una distinción en los estilos de los narcomensajes. Estos grandes narcomensajes se llaman narcomantas o narcomantas. Se diferencian de las cartas no sólo en apariencia sino también en los mensajes. Las narcomantas no se dirigen a un solo crimen o incidente como lo hacen los cartones de neón. Pero en su lugar ofrecen un mensaje más general, a menudo dirigido a los gobiernos y funcionarios corruptos, aunque a veces también rivales criminales. Normalmente se dejan en lugares más públicos, a veces colgados de puentes, no se dejan en las escenas del crimen. Siendo así, podría interpretarse como que tiene lugar a manos de alguien más cercano al CJNG que no. En otras palabras, era menos probable que fuera obra de mercenarios. Esas narcomantas de algún tipo de vinilo, a todo color, no son las más baratas. Tendría curiosidad por saber qué se requiere para hacerlas. Si se puede serigrafiar o si se requiere una gran impresora profesional. Si es esto último, asumo que no hay muchas impresoras capaces de producir tal cosa en un cierto radio. Sólo un taller de impresión o de fabricación de carteles establecido podría poseer ese tipo de equipo.

Otro post del 6 de noviembre contiene dos fotografías, una de un narcomensaje y la otra de un hombre con una presunta herida de bala mortal. Una cosa interesante de la foto del narcomensaje es que la escritura está hecha en cursiva. Lo que va con el estilo de la única letra cursiva que se añade a algunas de las fotos observadas. Sugiriendo que potencialmente los que escriben, dejan y toman fotos de los mensajes están todos asociados.

Captura de pantalla de la entrada de Facebook

Un post que llega un par de días después, el 10 de noviembre, muestra lo mismo, una foto de un narcomensaje y la de un hombre con heridas de bala presuntamente mortales. Casualmente la foto del narcomensaje tiene una sombra como la del golpe de El Wualo. Esta parece más bien que fue alguien con un arma, pero tal vez no el asesino. La razón por la que digo esto es porque la otra foto es muy interesante. Tiene la letra cursiva pero también muestra un vehículo. De nuevo, usando la sombra para juzgar, parece ser una camioneta, una usada por la policía, identificada por lo que parece una jaula antivuelco. El vehículo parece estacionado de una manera que tendría sentido para las fuerzas del orden. Siendo todo cierto, eso significaría que estas fotos no provienen del autor, sino de las fuerzas de la ley. Hablaré de eso en un momento.

Ese anuncio del 10 de noviembre es el último hasta lo que se publicó el domingo. Pensé que había otros, los que había twitteado por esa época, muy similares a los que se publicaron ayer. Un montón de fotos de narcomantas supuestamente en varios pueblos de Celaya y sus alrededores. Lo que es interesante de estas publicaciones, y de todas ellas en realidad, es que no están redactadas de manera que alguien no asociado pueda informar sobre ellas. Son literales con algunos añadidos a lo que está escrito en los narcomensajes reales. Esto es notable porque no es así como los medios de prensa informan sobre tal material o incluso las nota rojas anónimas.

El tres de enero

El domingo se publicaron fotos y un video. Las fotos llegaron primero y parecen ser de la semana pasada. Es interesante que tomó un par de días para que estas fotos se suban. Es como si los canales tradicionales de distribución, como la prensa o los intermediarios, fallaran. Por lo tanto, se requiere que el CJNG utilice su propia cuenta de medios sociales para la distribución.

El fin de semana empecé a ver un par de reportajes de la prensa legítima de Guanajuato. Uno de los primeros del Periódico Correo publicado el 31 de diciembre titulado Grupo criminal ataca al estado: deja varios narcomantas y restos humanos.

En los tres puntos, los restos humanos fueron dejados junto con lonasde un grupo criminal, y hasta el momento se desconoce la cantidad de cuerpos a los que corresponden los restos, así como su género e identidad.

Asimismo, durante este tiempo fueron reportadas varias lonas con mensajes de un grupo criminal en al menos cinco puntos de Celaya

En otro artículo publicado el mismo día por Maseaca titulado Para despedir el año, los grupos criminales dejan restos humanos y narcomantas en diferentes municipios. Escribiendo que el contenido de los mensajes no fue revelado a los medios de comunicación.

También se sabe que los restos humanos fueron dejados junto con lonas de un grupo delictivo, quienes dejan mensajes que no fueron revelados a los medios, por el momento se desconoce la cantidad cuerpos humanos encontrados, ni a que genero pertenecen

Valor Por Tamaulipas (VPT) era el único con una foto que mostraba una de las narcomantas. Hilarantemente, tomaron una captura de pantalla de la imagen abierta en sus mensajes directos en Twitter, revelando algunos de sus contactos. De mi investigación esta es la única foto que salió de las narcomantas hasta la publicación en Facebook ayer.

Amplía la imagen

El mensaje del post de Facebook añadido junto a las fotos es:

ESTO LE SEGUIRA PASANDO A TODO AQUEL QUE APOYE AL M1, R5 Y A LOS POCOS MUGROSOS QUE QUEDAN, QUE QUEDE CLARO QUE CELAYA Y TODOS GUANAJUATO YA ES CJNG

Es casi idéntico a lo que se esperaría escrito en un cartón de neón. Excepto que no hay ninguna foto de ningún cartón de neón, en su lugar ese mensaje ha sido pasado digitalmente. También se mencionan siete áreas, La Luz, Juan Martín, Santa María del Refugio, El Sauz, Los Mancera, Celaya y Tamayo. En los próximos días estaré trabajando para geolocalizar las fotos que puedan ser.

HOSTAGE: (…) para entregar mercadería
SECUESTRO: ¿Para quién?
H: Para Yeyo
K: ¿Quién más?
H: Su esposa y cuñada
K: ¿Dónde? (Dicen “¿Qué punto?”, Es decir, el lugar donde se distribuye la droga)
H: Dos en “La Lagos” para “Yayo” y “Cholo”; uno en “Palo Seco” para Carreño; dos en “Monteblanco” para “El chaparro” y “El Chucho” (todos esos puntos son barrios de Celaya)
K: ¿Qué te prometieron?
H: Bienestar y protección para mí y mi familia.
K: ¿Mantuvieron su promesa?
H: No
K: ¿Cuál es su mensaje para el “Cartel de Santa Rosa”?
H: Debes retirarte porque el Cartel de Jalisco está aquí y es la “mera verga” (mandan)
K: Dejen de matar a gente inocente, asquerosos cobardes. M-1, R-5, Caña, salid y enfréntanos, cabrones ordinarios. Dejemos esto claro: Celaya y todo Guanajuato tenemos dueño, vinimos para quedarnos. Atentamente, “Cartel de Jalisco Nueva Generación, Grupo Elite”

El video sin duda lleva las cosas a otro nivel. Fue muy obviamente hecho con la intención de publicarlo en los medios sociales dadas las precauciones tomadas para ocultar sus identidades. A juzgar por los emojis y las palabras colocadas descuidadamente en la parte inferior, parece seguro asumir que el video fue hecho con nada más que una cámara de teléfono celular.

Mirando hacia el futuro

Esta cuenta de Facebook llena parte del misterio. Mientras que la cuenta anterior parece ser un intermediario, esta cuenta parece ser manejada por el grupo de crimen organizado en el mismo Guanajuato. Ya que sólo publica cosas relacionadas con el CJNG y cosas que nadie más ha publicado. Todas las fotos publicadas en la cuenta están marcadas con una letra cursiva. Ahora, han publicado un video que sólo podría haber venido del grupo de crimen organizado. Esta cuenta se estableció en octubre y tiene menos de una docena de publicaciones, lo que hace más evidente que su propósito es sólo para la distribución de material del grupo.

En el artículo de diciembre hablé sobre un concepto llamado la zona gris de la criminalidad. Si estos crímenes están siendo perpetrados por CJNG, que se entiende como un grupo de crimen organizado, entonces todo esto existiría dentro de la zona gris. Las fotos del 10 de noviembre que aparecen tomadas por las fuerzas del orden podrían ser una señal de esto. Tendré que volver atrás e investigar más a fondo cada uno de estos incidentes para ver qué se informó en ese momento, cómo se informó y qué fotos salieron cuando. Veo dos explicaciones. Una es que la cuenta de Facebook no tenía fotos de la escena del crimen y por lo tanto a través de la zona gris se le dieron fotos para luego distribuirlas en los medios sociales. Por qué las fotos no fueron tomadas en ese momento por los criminales, quién sabe. La segunda posibilidad es que esas fotos todavía vinieron de la zona gris pero fueron a alguien más. El alguien más es donde la cuenta de Facebook—El Guanajuatense—las habría conseguido, y las marcó con la letra cursiva antes de compartirlas en su página. Definitivamente me preocupa esta anomalía, podría mostrar menos cohesión entre todo y que no siempre hay un proceso consistente para que este material sea distribuido. También podría mostrar que todo depende del quién, qué, dónde. Y que el estilo del narcomensaje puede tener un impacto en ese proceso.

Las fotos en cuestión del incidente del 10 de noviembre son de una escena del crimen y un narcomensaje. Comparado con el desmembramiento performativo y el colgado de narcomantas en varias ciudades, los asesinatos están menos involucrados. Como se ha dicho antes, esto me lleva a creer que los incidentes de narcomantas se harían menos por sicarios contratados y más por miembros del grupo. La producción de las mantas de narcóticos requiere más experiencia en lugar de un cartel de neón escrito a mano. Además, el mensaje de las narcomantas es más general, lo que podría sugerir que fue escrito por alguien que está más asociado a lo que sea el liderazgo de CJNG en Guanajuato. Ya que se presumiría que el liderazgo sería el que dirige la campaña de mensajes generales del grupo. En comparación con los narcomensajes que quedan después de los asesinatos selectivos que son más individuales en su naturaleza.

Conclusión

En conjunto, se trata de un avance significativo porque proporciona información que detalla un relato que no parece ser lo que he descrito como intermediario. En cambio, la cuenta aparece creada por miembros del grupo con el único propósito de distribuir material relacionado con los delitos que han cometido. Las fotos de las mantas de narcóticos están todas marcadas con letras cursivas. Uno de los cartones muestra una escritura que está en el estilo de la cursiva. Por primera vez, el grupo subió un video supuestamente del grupo. El cual sólo podría venir del grupo, y si ellos, la página de Facebook, son el grupo, tiene sentido que lo suban.

Pero todavía nos quedan algunas incógnitas. ¿Qué pasa si las fotos del incidente del 10 de noviembre son tomadas por la policía? Eso sugeriría que esos policías fueron alineados a través de la zona gris de la criminalidad con los miembros del CJNG. Pero eso no significa que todos los policías en la zona gris estén asociados con CJNG. La zona gris de la criminalidad es una mezcla de todos los actores criminales y estatales, no sólo un grupo de ellos. Pero como se mencionó, también podría ser que los policías no cometieron el acto pero proporcionaron fotos de él.

En algunas circunstancias, estas son incógnitas con las que tenemos que vivir. Lo cual es parte del análisis de este tipo de incidentes. Es difícil saberlo todo y con algunas cosas que no podemos esperar que alguna vez lo hagamos. Un análisis más detallado de los incidentes individuales listados en octubre y noviembre creo que podría ayudar a completar algunas incógnitas. Y, por supuesto, los futuros eventos proporcionarán más para comparar y contrastar. Lo que se ha reunido hasta ahora es sólo el comienzo. Este relato sólo apareció en octubre. Con poca resistencia a la excursión del CJNG al estado, será interesante ver cómo se utiliza la cuenta durante el próximo año. Subir el video ciertamente atraerá más atención, y no me sorprendería si esto lleva a que la cuenta sea prohibida. Si yo fuera un investigador, estaría en el teléfono de Facebook pidiendo esa dirección IP.

Traducido con DeepL

Share article on Twitter Share article on Facebook Share article on LinkedIn

All company, product and service names used in this website are for identification purposes only. All product names, logos, and brands are property of their respective owners. Use of these names, logos, and brands does not imply endorsement. We disclaims proprietary interest in the marks and names of others.

narco dot  news